14/3/09

El 22% de los muertos en 2008 por accidente de tráfico no llevaba el cinturón de seguridad

  • El uso del cinturón de seguridad reduce a la mitad el riesgo de muerte.
  • El objetivo: incidir en su uso siempre y en todos los asientos hasta convertirlo en un hábito.
  • Uno de cada cuatro menores de edad muertos en accidente no hacía uso de los sistemas de retención adecuados.
En el 2008 de las 1.363 (datos provisionales) personas que murieron en accidentes de tráfico en turismo o furgoneta, al menos 304 no llevaba puesto el cinturón de seguridad, cifra que ha ido disminuyendo en los últimos años, pasando del 34% en el 2003, al 22% en el 2008, dato que refleja que todavía queda mucho por hacer.

Diversos estudios demuestran que el uso del cinturón está más generalizado entre los conductores y pasajeros de los asientos delanteros (95%) que en los traseros (70%) y dependiendo de la vía, su uso es mayor en carretera que en vías urbanas.

Durante el pasado año, uno de cada cuatro menores fallecidos en accidente de tráfico no llevaba puesto el cinturón de seguridad.

Según un barómetro de opinión encargado por la DGT en 2008, un 5,3% de los conductores de turismo que llevan niños en turismos reconocen que no siempre les sientan en sus sillitas reglamentarias o con el cinturón y el 6,7% afirma que no siempre se abrocha el cinturón de seguridad cuando va sentado en el asiento del acompañante.

MOTIVOS PARA SU USO

El uso correcto del cinturón de seguridad es un elemento básico y fundamental de la Seguridad Vial que reduce a la mitad el riesgo de muerte y mitiga la gravedad de las lesiones en caso de accidente. Además, es útil en cualquier trayecto: corto o largo, urbano e interurbano, ya que protege de salir despedido del habitáculo o de impactar contra el parabrisas.

Un conductor que circula a 80 kilómetros por hora sin cinturón de seguridad y que sufre un choque frontal, tendrá como resultado la muerte o lesiones graves. El cinturón de seguridad alcanza la máxima efectividad en los vuelcos, donde se reduce un 77% el riesgo de muerte.

Si importante es llevar el cinturón en los asientos delanteros, no lo es menos en los traseros, ya que en caso de accidente, los pasajeros ubicados en las plazas traseras, debido al impacto pueden aplastar al conductor o copiloto; por eso, el cinturón “Siempre y Todos”.

Un menor sin ningún tipo de sujeción multiplica por 5 las posibilidades de sufrir lesiones mortales. Además, nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales, podrían haberse evitado si se hubiera utilizado este tipo de dispositivo.

NORMATIVA

El Reglamento General de Circulación obliga al conductor y a los pasajeros, tanto de los asientos delanteros como de los traseros, a llevar correctamente abrochado el cinturón de seguridad o el dispositivo de retención cuando vaya a realizar cualquier trayecto de vía urbana o carretera.

El incumplimiento de esta norma está tipificado como infracción grave, y se sanciona con multa de 150 euros; y la pérdida de 3 puntos en el caso de los conductores.

Durante el pasado año se tramitaron 140.000 denuncias a conductores por no llevar cinturón o el dispositivo homologado.